«

»

Cambio desde dentro hacia fuera

El cambio es nuestra forma de sentir o de reaccionar ante un hecho concreto, y si es positivo conlleva evolución.

Para cambiar es necesario que el proceso comience en nosotros mismosLa mejora que podríamos tener cada día y el crecimiento interior, se ven limitados por creer que si cambiamos es porque hay algo en nosotros que no está bien, y nos suele detener el miedo a abandonar lo conocido, el pensar que hemos de abandonar nuestra zona de confort.

Para cambiar hemos de disponer de la suficiente flexibilidad, que nos permita irnos adaptando en cada momento a lo que es más adecuado, para conseguir nuestros objetivos, manteniendo siempre el control sobre nosotros mismos. En esto las sesiones de coaching nos pueden ser de mucha ayuda.

Las personas que evitan el cambio suelen ser personas mediocres y rutinarias, que se quedan estancadas, que tienen una vida de supervivencia y que actúan reaccionando ante las circunstancias que se le presentan.

Sin embargo la gente que acepta el cambio son individuos que aprenden cosas nuevas y diferentes, haciéndosele así más fácil la consecución de sus objetivos, pues están en permanente expansión de sus propias limitaciones, adquiriendo nuevas capacidades. También suelen gestionar muy bien sus emociones.

Con cada meta lograda y cada problema resuelto tenemos la oportunidad de expandirnos, no solo en cuanto a conocimiento se refiere, sino que también dispondremos de una representación más adecuada del mundo que nos rodea.

Lo llamado “realidad” no es más que la interpretación y percepción que cada uno tenemos del mundo que nos rodea, por lo tanto es nuestra realidad y no la realidad absoluta del mundo. Cambiar interiormente es expandir esa realidad limitada y parcial, de que disponemos.

Cada cambio realizado nos gratifica en el sentido de superar aquel miedo a lo desconocido y a la perdida, y normalmente nos sitúa en un nivel superior como personas.

Cuando lleguemos a darnos cuenta que la calidad de nuestras relaciones con las personas depende del apoyo, compresión y respeto que le demostramos. Que somos nosotros quienes hemos de cuidar de la salud de nuestro cuerpo, entonces habremos comenzado el cambio que nos conduce hacia una vida más feliz y plena.

Cambiar se nos hace necesario para enfrentarnos a cada situación que se nos presenta, de la forma adecuada y con el comportamiento oportuno, si no sabemos hacerlo iremos realizando acciones no optimas. El tener una vida de cambios conscientemente nos supone estar en crecimiento.

El cambio consciente para ir a mejor, aparte de que es algo natural, inevitable y lógico en este mundo, también es: apasionante, estimulante, enriquecedor, excitante, motivador….

Si entendemos que no es necesario que exista algo mal para cambiar y que la perfección “no existe” y por tanto todo es mejorable, nos podremos hacer algunas preguntas que nos pueden ayudar a emprender cambios, como son: ¿Queremos disponer de una mayor confianza, seguridad y autodeterminación? ¿Deseamos tener unas relaciones personales con un mayor grado de comprensión, entendimiento y amor? ¿Queremos mejorar en nuestros estudios y en nuestro trabajo?

Dver.

© Copyright Accionesdesarrollo
Puedes distribuir, enviar o copiar este artículo sin modificar el contenido.
Incluye la dirección: http://accionesdesarrollo.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>