«

»

Coaching, Acompañando la Facilitación para una Mejor Versión

El coaching es una metodología que genera oportunidades de crecimiento en las personas, favoreciendo y fomentando el desarrollo y la evolución del “ser”. Desarrollándose el máximo potencial y expandiéndose la capacidad de acción efectiva, para así poder vivir la mejor versión de sí mismo.

Conseguir una mejor versión de uno mismo con el coachingEl coach ayuda a acelerar el aprendizaje y a desarrollar la capacidad, con el fin de que la persona obtenga los mejores resultados.

Se genera un proceso de reflexión en la persona, que por lo general se transforma en un desarrollo personal, todo ello mediante sesiones reflexivas sobre las cosas que están pasando y las que pueden pasar.

Con el coaching se trabaja acortando la brecha que existe entre la situación actual, de la persona y lo que esta se propone conseguir. El punto de partida de un proceso de coaching suele ser identificar una situación que no se sabe cómo gestionarla o tener un objetivo que no se sabe cómo alcanzarlo.

Da soluciones a atascos, bloqueos, estancamiento o cegueras, facilitando el desarrollo personal, y ayudando a canalizar los pensamientos y las consecuentes acciones, en el camino más adecuado para llevar a la persona adonde vaya, descubriendo que quiere ir.

Se generan nuevas perspectivas, con otra visión, para entender la situación que se vive, lo que favorecerá el desarrollo de nuevas capacidades de acción efectiva en la persona.

Se abren nuevas posibilidades de actuación, invitando a la reflexión del individuo, aunque es cierto que son muchas las personas que no se atreven a buscar en su interior, e ir más allá. Para ellas, el acompañamiento de un coach.

El coaching potencia el crecimiento en las personas, dándose un cambio del observador, lo que permite que el individuo trate con otra perspectiva el problema, la dificultad o el reto al que se enfrenta, dándose una reformulación diferente proveniente de la nueva capacidad de observar el problema.

Con el coaching se consigue la expansión y el desarrollo de la capacidad de acción efectiva desde el compromiso, dándose la propia reflexión para aumentar el nivel de consciencia, y desde ahí poder modificar comportamientos improductivos, abandonando patrones mentales inadecuados para sustituirlos por otros que facilitan los objetivos fijados.

Puede ayudar a reorientar determinadas áreas de negocio, que conviene realizar con otras maneras de actuar para así potenciar un futuro más adecuado para el negocio.

Se desarrollan habilidades y capacidades que se usan tanto en la vida personal como en la profesional, facilitando la clarificación de la visión y el objetivo que quiere conseguir.

Se asisten a las personas en el proceso de proyectarse hacia el futuro partiendo del presente en el que están inmersos.

Los coaches acompañan a los profesionales, desde una labor de catalizador, para lograr el salto intelectual, que les permitirá encontrar la solución al problema o meta fijada.

El coaching facilita a las personas la consecución de sus logros, partiendo de un compromiso con el crecimiento personal del individuo que, por supuesto, afectará tanto al ámbito personal como profesional.

Las personas descubren sus propios puntos de ceguera, explorando nuevas formas de desenvolverse, bien desde un punto de vista más objetivo o simplemente distinto.

Una vez identificado el objetivo, el coach acompaña a la persona a analizar la situación actual y a definir un plan de acción, poniéndolo en marcha y realizando el seguimiento, con el propósito de conseguir resultados extraordinarios. Los objetivos a trabajar los elige libremente el cliente.

En el proceso de coaching se ha de conseguir el objetivo fijado a través del plan de acción, alcanzando un mejor autoconocimiento, identificando los puntos fuertes y áreas de mejora, y fomentar la autoconfianza y el liderazgo, además de consolidar y generar hábitos efectivos.

Es importante que el coach consiga generar entusiasmo en la persona que está participando en la sesión de coaching, para que así esta logre sus objetivos.

Es recomendable que la persona, que participa en sesiones de coaching disponga de un coach que, complemente y se adecue a su manera de ser, de forma que se de una agradable compañía y la empatía se vea favorecida, lo que repercutirá en beneficio de la relación entre coach y coachee, y en los resultados.

El proceso de coaching se ha de realizar desde una base estricta y absoluta de confianza y de confidencialidad.

Del proceso de coaching se obtiene beneficios como: la conciliación de vida personal y profesional, el desarrollo efectivo de la empresa, mejor gestión del tiempo, una identificación clara de la visión del negocio y de la estrategia a seguir, conseguir un equipo estable, motivado y comprometido con el éxito empresarial, desarrollándose también habilidades de comunicación más productivas.

Dver.

© Copyright Accionesdesarrollo
Puedes distribuir, enviar o copiar este artículo sin modificar el contenido.
Incluye la dirección: http://accionesdesarrollo.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>