«

»

Coaching Organizacional para Empresas

Coaching organizacional para las empresasCuando los directivos de las empresas se comprometen con el desarrollo personal y profesional de su gente, suelen practicar sesiones de coaching, que les conducen a un mejor resultado del desempeño y a una cultura empresarial colectiva basada en el apoyo.

En el coaching organizacional se trabajan aspectos de las personas relacionados con sus capacidades, actitudes, comportamientos, etc., todas ellas relacionadas con el buen desarrollo del grupo.

Esa nueva cultura que se crea en la empresa con el coaching, permite que los empleados claves permanezcan en la organización, evitando la pérdida de información y conocimiento, así como el coste de capacitar a alguien nuevo.

También se notan mejoras en soluciones a problemas, que los líderes puedan tener entre si, en las tomas de decisiones, en los estilos de liderazgo, así como en una mejor comunicación y en general en la gestión de la empresa.

Los cambios que se están dando en las organizaciones y en las transformaciones personales requieren de la capacidad de aprendizaje, siendo  en este contexto donde el coaching adquiere relevancia, como una disciplina que facilita los procesos de aprendizaje y cambio.

El coaching facilita, en la organización la definición de la visión, los valores y la misión, al tiempo que contribuye a que se alineen con los objetivos comunes de la empresa.

Mediante el coaching organizacional se establecen los procesos para buscar el camino más eficaz para así alcanzar los objetivos propuestos, aplicando los recursos y habilidades propias.

En la práctica del coaching organizacional se suele incluir tanto coaching individual como coaching de equipos, según lo que se vaya requiriendo para que las personas estén con el buen hacer de la empresa.

En el coaching individual se trabaja la mejora de las competencias individuales, la formas de relacionarse con los demás miembros de un grupo, el que los cambios sean algo asequible, el manejo de la incertidumbre, etc.

Cuando se realizan sesiones de coaching de equipo se trata de mejorar la efectividad en el rendimiento en su conjunto del grupo, por encima de la suma de las partes, centrándose en las relaciones entre las tareas, la visión y la misión de los individuos en conjunto, así como el contexto en el que se desempeñan.

En estos casos, el coaching se centra en el individuo y su relación con el contexto, trabajando sobre sus habilidades y competencias, así como en sus limitaciones.

Tanto las creencias, las historias personales como los valores, son la base de actuación, así como el desempeño de las personas en las organizaciones.

El coach ha de intervenir tanto para identificar los obstáculos que impiden que la gente no logre sus objetivos, facilitando la superación de los mismos, como facilitando que los trabajadores alcancen altos desempeños, generando niveles importantes de consenso, así como comprometiéndose con el desarrollo de talentos.

Se han de establecer pautas bien definidas en todo el proceso del coaching, así como que este sea parte de la cultura de la organización empresarial.

El coaching organizacional ha de centrarse en los aspectos relacionados con las responsabilidades y tareas de las personas, y en el caso en que se den obstáculos por parte de los trabajadores que tengan influencia relevante en sus aspectos personales con el coach, resulta adecuado que las sesiones las retome otro coach.

En definitiva que el coaching organizacional trata de alinear la búsqueda personal de libertad individual, relaciones de calidad y propósitos significativos, con mandatos empresariales como trabajo en equipo, misión compartida, creatividad y flexibilidad, consiguiendo nuevas maneras para inspirar a trabajar de forma más efectiva, respetando la libertad y el derecho de las personas a dirigir y expandir su propio destino.

*************************
A la cima no se llega superando a los demás, sino superándose a sí mismo.
Anónimo.

*************************
Los límites de lo posible sólo pueden ser definidos yendo más allá; hacia lo imposible.
Arthur C. Clarke.

*************************
El éxito de una empresa es simplemente el reflejo de la actitud, grado de motivación y compromiso de las personas que la forman.
Camilo Cruz.

 Dver.

© Copyright Accionesdesarrollo
Puedes distribuir, enviar o copiar este artículo sin modificar el contenido.
Incluye la dirección: http://accionesdesarrollo.com/

1 comentario

  1. javier

    felicidades por el artículo, cada vez está más de moda el coaching organizacional en las empresas. a cualquier grupo de trabajo le vendría bien unas lecciones para así ser más efectivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>