«

»

Coaching y consultoría

Coach ConsultorLa consultoría ha de ayudar a las personas en su desempeño profesional. El consultor es una persona “experta”, que presta sus servicios, para que las personas a quien sirve, mejoren en sus funciones, esto se suele dar mucho en el mundo de la empresa.

El progreso que llega de la mano del consultor es una mejora basada en la experiencia del consultor, dadas sus condiciones de experto en el tema para el que ha sido requerido. Normalmente no trata de trabajar y sacar el potencial que el cliente lleva dentro, algo en lo que se basa el coach, quien no tiene porque ser un experto en el tema concreto que se trabaja.

El objetivo del consultor es aumentar el rendimiento del sistema para el que trabaja y no la eficacia personal de los individuo que trabajan.

El coach puede trabajar en cualquier actividad, ya que no necesita ser un experto en esa actividad, mientras que el consultor solo trabaja en su área de conocimiento, aportando desde su experiencia. Sin embargo el coach ha de conocer las artes y herramientas del coaching y disponer de la habilidad de saberlas adaptar al cliente y a su contexto, para que así la gente pueda dar lo mejor de sí.

En diversos casos los resultados del coach y del consultor pueden ser similares, aunque los medios utilizados son diferentes, y no siempre es sustituible el uno por el otro.

El consultor da soluciones con su experiencia, desde su capacidad de saberla adaptar a la situación que se le planté, mientras que el coach trabaja para que sea el cliente quien encuentre las soluciones.

Si se da el caso de que el coach es un experto en el tema que está tratando con su cliente, no ha de aportar soluciones, ha de esperar a que sea el cliente quien las encuentre. Su quehacer está en ayudar al cliente a entender el caso, y mediante sus artes y herramientas ayudarle a que encuentre las soluciones.

En el caso en que el cliente, después de mucho trabajo no llegue a encontrar soluciones, el coach podría sugerir o usar alguna metáfora para que el cliente comience a darse cuenta de la solución, aunque no ha de darle una solución de forma directa, como haría el consultor.

El consultor se podría beneficiar de las artes y métodos del coaching y desde su posición de experto usar el arte de preguntar, para hacer partícipe al cliente en el proceso y que se pueda sentir como co-creador en la solución de lo que se esté trabajando.

Otra cosa más en la que se puede beneficiar el consultor de las artes y herramientas del coaching, es en aumentar su capacidad de observar y entender las situaciones sobre las que va a trabajar, para que el aporte de su experiencia de unos mejores resultados.

Existe diferencia entre hacer coaching, ayuda para obtener las solución que está dentro de cada persona, y hacer de consultor, dar soluciones desde la experiencia. Un consultor que use coaching en sus procesos de consultoría, cuenta con más posibilidades de éxito.

En definitiva en la consultoría se da una transmisión de conocimientos del consultor a su cliente, mientras que en el coaching se parte del principio que toda persona tiene todos los recursos necesarios para afrontar los problemas que surjan, así como alcanzar los objetivos que pretenda alcanzar.

Dver

© Copyright Accionesdesarrollo
Puedes distribuir, enviar o copiar este artículo sin modificar el contenido.
Incluye la dirección: http://accionesdesarrollo.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>