«

»

Conocer altos niveles de inteligencia emocional

Conocer una serie de habilidades con respecto a la inteligencia emocional nos permite ser más libres y poder alcanzar nuestros objetivos. El conocimiento de las emociones se apoya en la habilidad más básica, que es comprenderse bien a sí mismo.

Con la inteligencia emocional podremos saber más de nosotros y activarnos en lo más adecuado

8 Características de las personas que poseen un alto nivel de inteligencia emocional y son más efectivas en el manejo de sus emociones, con lo que consiguen más fácilmente sus objetivos:

 

  1. Entienden qué emociones experimentan  y el por qué.
    Son capaces de captar una serie de trastornos fisiológicos y psicológicos, en el momento en que se está experimentando las emociones. Las reacciones de la persona son las mismas para casi todas las emociones, por ello vemos cómo se puede llorar de alegría y de tristeza, e incluso de rabia.
    Temblamos cuando nos abraza, el ser querido, cuando sentimos miedo y cuando estamos encolerizados. Por ejemplo, en ambos casos, se observan iguales cambios en la respiración y en la circulación. Por citar algunas reacciones.
    En cuanto se comienza a sentir la emoción, las reacciones fisiológicas se diferencian y cada emoción empieza a tener su cuadro de síntomas, muy particulares a cada una de ellas.
  2. Perciben vínculos entre sus sentimientos y lo que piensan, hacen y dicen.
    Han adquirido la habilidad de poder pensar en esos momentos de fuertes alteraciones, en vez de reaccionar automáticamente, y por ello son capaces de controlar las emociones, de tranquilizarse a sí mismos, de desembarazarse de la ansiedad, la tristeza y la irritabilidad dramatizadas. No se trata de reprimirlas sino de encontrar un equilibrio, ya que cada emoción tiene su función y utilidad. Podemos controlar el tiempo que dura una emoción, así como la intensidad y la actuación más adecuada, con esa energía que se genera, aunque no el momento en que se nos manifiesta.
  3. Conocen sus puntos fuertes y sus debilidades.
    Saben que partes aprovechar o desechar de sus comportamientos. La actuación con ese conocimiento les puede convertir en personas de éxito. Estos individuos actúan resaltando los puntos fuertes y diluyendo los débiles. Conocen sus fortalezas, de forma que tienen la capacidad de distinguir que tipo de tareas son más convenientes hacer, para destacar y poderse diferenciar de los demás.
  4. Son reflexivas, aprenden de la experiencia.
    Se toman los procesos para llegar a los resultados como aprendizajes, también los errores que se puedan producir.
    Como hay aspectos que muchas veces uno es incapaz de ver en sí mismo, pero que otros sí le pueden ayudar a que tome conciencia de ellos, escuchan las opiniones de los demás. El hecho de confrontar los conocimientos propios con los ajenos, permite sacar una conclusión final de mayor riqueza.
  5. Se muestran seguras de sí mismas.
    La capacidad de conocimiento de sí mismas les posibilita sacar a la luz competencias que tienen, al tiempo que son capaces de transmitirlas.
    Saben establecer prioridades y gestionar su tiempo de manera adecuada. Cuando intervienen con más personas, son conscientes de cuál es su rol, se fijan metas y colaboran para conseguirlas.
    El autocontrol emocional les da la capacidad de demorar la gratificación momentánea y dominar la impulsividad agresiva. Este dominio y gobierno propio les hace más productivas y eficaces.
  6. Pueden expresar opiniones que despierten rechazo y arriesgarse por lo que consideran correcto.
    Tienen iniciativa y creatividad además de capacidad de transmitir y defender sus ideas ante sus superiores y colaboradores.
    Se centran en los hechos y no en las personas, por lo que también entienden que el posible rechazo, es a la opinión manifestada y no a la persona.
  7. Manejan bien los sentimientos impulsivos y emociones perturbadoras.
    Gozan del suficiente autodominio para manejar bien sus sentimientos impulsivos y las emociones perturbadoras. Poseen una capacidad de introspección subjetiva que les permite seguir con atención sus sentimientos.
  8. Piensan con claridad y no pierden la concentración cuando son sometidas a presión.
    Al poseer una mayor comprensión y una certeza más clara de sus emociones saben dirigir mejor sus propias vidas. La conciencia que tienen de sí mismas es una habilidad que les permite controlar sus sentimientos y adecuarlos a las circunstancias del momento. Al disponer de estas habilidades se recuperan más rápido de los posibles reveses de la vida.

Poseyendo las características anteriores se alcanza el éxito laboral, se obtiene una mayor cuota de felicidad y se consigue también una satisfacción mayor en las relaciones sociales. Una buena noticia es que las habilidades emocionales se pueden desarrollar y son base para el buen progreso personal y profesional.

Dver.

© Copyright Accionesdesarrollo
Puedes distribuir, enviar o copiar este artículo sin modificar el contenido.
Incluye la dirección: http://accionesdesarrollo.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>