«

»

Dependencia Entre Personas

Aunque el amor sea una de las mejores emociones positivas, deja de serlo en el momento en el que se está en dependencia, pasando así, a ponerse en manos de como actúe o sienta otra persona y en función de como quiere que se hagan las cosas. Las personas en está situación están perjudicadas emocionalmente.

Cuando no se puede crecer en pareja hay que hacerlo solo

Podemos hablar de dependencia en la pareja como una necesidad afectiva extrema que algunas personas sienten en sus relaciones con otras personas, dándose demasiado acatamiento hacia las personas con quien se relaciona.

Las personas dependientes tienen como conducta habitual la sumisión e idealización de la otra persona con quien se relacionan, debido a la baja autoestima que suelen tener.

No es bueno estar subordinado a otra persona, cada persona ha de ser lo suficiente y poseer la autoestima necesaria para poder ser alguien completo y libre y poderse realizar por si misma.

Las personas que viven en dependencia, de su pareja, entienden como guía de su universo afectivo el trato a su pareja, sus expectativas de amor y atención no son saludables emocionalmente, puesto que con el afán de alcanzar esas expectativas y atención, anulan el resto de su vida mediante un proceso lento e insidioso mostrado en frustración y expectativa de cambio.

Cuando se da el enamoramiento con dependencia se crea un malestar, que se va incrementando con fuertes emociones hacia la otra persona, en detrimento del bienestar propio, creándose constantes impactos de enamoramiento y permanente miedo a la ruptura, cosa que se refleja en el ánimo de la persona.

Hay una serie de circunstancias que se dan en personas dependientes emocionalmente, como son:

-Se siente infravalorada, ya que entiende que no vale lo suficiente y que no está preparada para cambiar, viéndose como lo peor, y acusando que no se le quiere como ella quiere a los otros.

-Vive con la permanente sensación de que no recibe tanto como da, sintiendo constante frustración, por no recibir lo que espera.

-Lleva el amor como un sacrificio, viviendo estados no deseados, por sentir incomprensión, en el sentido de apreciar que los otros solo miran por si mismo, sin tener en cuenta las emociones y sentimiento de ella.

-Vive frecuentes situaciones de discusiones, como consecuencia del miedo, generándose tras esa conducta sentimientos de culpa por expresarse de forma no adecuada, creándose por ello, agotamiento y desesperanza, lo que también le lleva a situaciones imaginarias, donde se siente victima del desamor.

-Está en permanente conflicto por la situación no adecuada que vive, temiendo el abandono o el rechazo, y obteniendo resultados contrarios a lo que pretende.

-Tiende a reunirse con personas con problemas y como no se siente querida, hace por ayudar a otras personas, esperando ser querida por ellas, al tiempo que se sienten merecedores de confianza. Con el tiempo la ayuda pasa a ser una obligación convirtiéndose en algo que no la hace sentir bien.

-Idealiza a las personas, creándose una imagen sobre la que recae su dependencia, llegando a idealizar lo que son, como actúan y lo que espera de ellas, y lo peor, cuando la personas no cumple con las perspectivas idealizadas aparece la frustración.

-Siente soledad e incomprensión, aunque esté rodeada de muchas personas.

-Pretende cambiar a los demás, por percibirse a si misma como merecedora de otro trato, para lo que pretende cambios en las actuaciones y pensamiento de las otras personas. Va diciendo a la demás gente como tienen que ser para ser felices.

-En busca del amor correspondido tal y como lo espera, necesita tener pareja, no puede vivir sin alguien a su lado, lo que la hace infeliz.

-Son personas que se sienten incompletas y viven constantemente en un mal estar emocional, sintiendo desconfianza, tristeza, desamparo, miedo, etc., por ello necesitan desarrollar su autoestima para salir de tal situación, aprendiendo a valorarse por lo que son, independientemente de lo demás.

Se ha de analizar el tipo de relación que se sigue con otras personas, para poder entender si se actúa por si mismo o se actúa por los demás, y en caso que se esté en dependencia de otros, poder tomar las medidas adecuadas y ser libre.

*************************
El hombre grande es aquel que en medio de las muchedumbres mantiene, con perfecta dulzura, la independencia de la soledad.
Ralph Waldo Emerson.

*************************
No son los deberes lo que quitan a un hombre la independencia, son los compromisos.
Louis de Bonald.

*************************
La felicidad general de un pueblo descansa en la independencia individual de sus habitantes.
José Martí.

Dver.

© Copyright Accionesdesarrollo
Puedes distribuir, enviar o copiar este artículo sin modificar el contenido.
Incluye la dirección: http://accionesdesarrollo.com/

1 comentario

  1. Johan Wennermark

    Yo creo que esta situación emocional ocurre cuando tienes una necesidad extrema de estar con la otra persona que llegas a tanta dependencia que piensas que sin esa persona no puedes llegar a nada, en ese momento tu felicidad se apaga y vives en un abujero negro.
    Mi opinión es que disfruteis mas de vosotros mismos, que si vosotros mismos no os quereis nadie os querra y que pese a todo con quien siempre vas a contar es contigo mismo con esta actitud notareis mas felicidad y os quitareis un peso de encima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>