«

»

Descubriendo Equilibrio Personal

Algunas nociones para hacerse con el Equilibrio PersonalEn este mundo lleno de opciones atractivas, exigencias, distracciones y tantas responsabilidades, parece que el equilibrio personal no tiene cabida, siendo para una mayoría de personas un sueño aparentemente inalcanzable, lo que suele generar insatisfacción, por estarse llevando una vida de mínimos.

Son diversas las ocasiones en que sentimos pasión por las cosas que nos importan, centrándonos en los compromisos que ello supone, llegando a vivirlo con tanta intensidad, que algún aspecto de la vida lo podemos ver como un modelo de excelencia, mientras que los demás aspectos son una ruina.

Si estamos insatisfechos con la vida que llevamos y esta se convierte en una carga pesada, es probable que sintamos deseos de escapar, de huir hacia algún lugar, que posiblemente ni siquiera sepamos de qué se trata, por lo que no tendremos ni idea de por dónde comenzar a buscar, aunque deseamos recuperar nuestro equilibrio.

Muchas personas son conscientes del valor del equilibrio y tratan de alcanzarlo estableciéndose buenos propósitos, aunque suele transcurrir el tiempo sin que aprecien cambio alguno, por lo que sus vidas siguen en desequilibrio.

Dado las situaciones sociales y las circunstancias del mundo real que vivimos, mucha gente se conforma con vivir el desequilibrio, viendo solo un escenario posible, como si la vida hoy en día solo pudiese ser así.

Con el coaching las personas se centran en ampliar el abanico de oportunidades, y por lo tanto les es posible ver más opciones para su vida, lo que les permite acercase a su equilibrio.

La persona equilibrada es aquella que se puede permitir la facultad de elegir, pudiendo decir si a algunas cosas y no a otras. También va consiguiendo un cierto estado de plenitud y de buena conjunción entre los distintos ingredientes que se alojan dentro de su forma de ser.

Son muchas las ocasiones en que se crea la sensación de agobio, que suele llevar a una vida desequilibrada, porque se quiere decir en más ocasiones que si y no se deja espacio para ello, por haber dicho, que no, en otras muchas cosas.

Al vivir en una sociedad dinámica, el mismo equilibrio personal es algo fluido, por ello hemos de tener en cuenta, si nuestras acciones nos conducen a un mayor o menor equilibrio, más que plantearnos el equilibrio personal como un objetivo a conseguir.

En muchas ocasiones, lo que empieza siendo un cambio externo termina por ser una transformación interior, ya que ese recorrido hacia algún lugar desconocido, donde esperamos hallar lo que nos falta, termina siendo un viaje hacia nuestro interior, donde se encuentra todo lo que en realidad necesitamos para disponer del equilibrio que deseamos.

Para vivir en equilibrio se hace imprescindible vivir momentos desconcertantes. Cuando procuramos que nuestra vida sea tranquila evitando los sobresaltos para vivir en armonía, nos hemos hecho fuertes para bloquear el devenir natural de las circunstancias, siendo el equilibrio personal algo dinámico.

Algunas circunstancias de nuestra vida podemos manejarlas a placer sin grandes consecuencias, pero otras son trascendentes y cuidadosas de manejar, porque si se pierden difícilmente pueden recuperarse.

Para disponer de equilibrio personal (Enrique Rojas), se ha de:

  • Conocer uno a sí mismo
  • Disponer de buen equilibrio entre corazón y cabeza, y entre sentimientos y razones.
  • Ser capaces de superar y digerir las heridas del pasado.
  • Disponer de un proyecto de vida coherente y realista, con amor, trabajo y adaptado a nuestro entorno.
  • Hacerse con una voluntad sólida, firme, tenaz, compacta y consistente.
  • Sabernos autogobernar, teniendo claro lo que se quiere, sabiendo hacia dónde se va, dominándose y disponiendo del control, para no perder los estribos a pesar de las dificultades.
  • Haber ido creciendo con modelos de identidad positivos, atrayentes, fuertes y con coherencia interior.
  • Tener buena capacidad para la convivencia.
  • Haber elaborado sentido a la vida.
  • Tener una salud física básicamente positiva.

Por tanto llegar a ser una persona equilibrada supone ser cada vez mas libre, independiente y con una buena armonía.

*************************
El equilibrio es como una roca. Veo con claridad y actúo con rapidez.
Florence Scovel.

*************************
Más cuesta mantener el equilibrio de la libertad que soportar el peso de la tiranía.
Simón Bolívar.

*************************
Hay que buscar el buen equilibrio en el movimiento y no en la quietud.
Bruce Lee.

  Dver.

© Copyright Accionesdesarrollo
Puedes distribuir, enviar o copiar este artículo sin modificar el contenido.
Incluye la dirección: http://accionesdesarrollo.com/

1 comentario

  1. griselda luciana larrea

    gracias ..me encanto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>