«

»

Error Como Aprendizaje

En el camino hacia los objetivos un tropiezo puede parecer que la vía se corta, aunque este se convierte en verdadero error cuando no se aprende de esa primera falta, para ante posible situación similar, salir cuanto antes de ella, e incluso evitarla antes de que se pueda volver a dar.

Tomando el error como fuente a aprendizajeNo contribuye en el logro de objetivos el estancarse en procesos obsoletos y viejos, e inclusive el agarrarse a las personas que no le agregan valor a su vida.

Un verdadero potencial, de una persona radica en su toma de decisiones, el decidir hacer cosas más apropiadas para la obtención de sus metas.

El error verdadero, es aquél que se comete, de la misma forma, al menos en dos ocasiones similares, así que aprende y continúa tu camino al éxito, no te detengas por nada ni por nadie.

No permitas quedarte en el pasado, pues de esa forma no se alcanzan los objetivos en los contextos cambiantes. Aprende que no puedes cometer el mismo error más de una vez, de lo contrario no estarías aprendiendo en el proceso que vas realizando.

Tener algún fracaso no es tan malo como parece, pues si se va capitalizando cada error que se comete, este da la fortaleza para avanzar en muchos sentidos, y esto hará de ti una persona más fortalecida.

Los problemas del pasado normalmente impactan en las personas de las siguientes formas: o los hunden en una crisis, o los empujan hacia adelante.

Las personas exitosas han tenido la capacidad para aprender de sus errores, y buscar su potencial, a partir de la sabiduría que los tropiezos que se le han presentado les han aportado.

Las acciones que has realizado y que no te han aportado los resultados previstos te sirven para  aprender de ellas, y saber porque camino no has de volver a transitar.

Tampoco han de servir los fallos de inmovilizadores, para quedarse sin hacer algo, pues se trata de aprender ellos para convertirse en una persona más sabia, y en tal sentido mejorar la capacidad y habilidad para tomar decisiones más adecuadas en medio de las turbulencias que se presentan en la vida.

El fracaso suele generar estados mentales no apropiados, de los cuales se sale a partir de tener una seria convicción del futuro, de una firme y sostenida visión de éxito, a través del logro de los objetivos.

Ante un fallo no se ha de racionalizar demasiado, en el sentido de estar demasiado tiempo buscando las causas, pues nos hemos de centrar en la búsqueda de soluciones más que en el problema en si.

Si es posible, ante un problema se ha de permanecer en contacto con otras personas, para disponer de la oportunidad de escuchar otras experiencias de éxito en situaciones similares que suelen ser muy útiles para impulsarse de nuevo.

Cuando las cosas no salen como se prevén nos hemos de mantener distantes del remordimiento, puesto que este sentimiento nos drena la energía y nos deja pocos recursos para hacer algo bueno, lo que nos podría generar un estado de amargura por no superar el problema.

La personas que se mantiene víctima de su pasado, terminará siendo prisionero de sus propias emociones.

La alternativa para el fracaso es aprender del fallo que se nos ha dado y avanzar, habiéndonos fortalecidos y crecido con los errores cometidos, pues finalmente es la única lección de la historia personal que se llamará sabiduría.

El éxito no se construye bajo los fracasos que hemos tenido, sino tras el aprendizaje que nos dan ellos.

Únete a personas ganadoras y deja a los mediocres por el camino.

Cambia el concepto de fracaso por el de sabiduría, por el aprendizaje que obtienes.

Considera cada obstáculo o fracaso que tengas como parte de tu crecimiento.

Reduce el miedo a correr riesgos en la medida de lo posible, pues son éstos los que seguramente te llevaran por el camino del éxito.

El que algunas cosas no salgan tal y como estaba previsto es parte de la vida, por lo tanto no le tengas miedo a las caídas, ocúpate por cumplir con tu responsabilidad de levantarte las veces que sean necesarias.

No hagas tuyo el fracaso de los demás, no entres en sentimientos no apropiados de otros.

No pretendas estar viviendo el pasado en el presente, pues no lo puedes cambiar de ninguna manera, así que toma la decisión de continuar tu camino con el aprendizaje que éste te ha dado.

Sin duda los errores, nos permiten descubrir que tenemos capacidades superiores, que nos ayudan a salir de cualquier circunstancia que nos encontremos, y es una oportunidad que tenemos para aprender y fortalecernos.

*************************
Los débiles tienen un arma: los errores de los que se creen fuertes.
(Georges Bidault)

*************************
Sólo el hombre íntegro es capaz de confesar sus faltas y de reconocer sus errores.
(Benjamin Franklin)

*************************
A ti te pido humildad, con el fin de reconocer mis errores y así poderlos enmendar.
(Anónimo)

 

Dver.

© Copyright Accionesdesarrollo
Puedes distribuir, enviar o copiar este artículo sin modificar el contenido.
Incluye la dirección: http://accionesdesarrollo.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>