«

»

Frustración Laboral

La frustración supone falta de energíaLa frustración de una persona en su trabajo pude deberse bien a un fracaso profesional concreto o bien a un desajuste entre las expectativas laborales y la realidad que percibe que la conduce a experiencias insatisfactorias, sentimientos no placenteros y consecuencias negativas de diversa índole, que si no es capaz de detectar y reconducir a tiempo es poco probable que pueda solucionar por si mismo.

Resulta triste cuando no se consiguen buenos resultados, y la simple falta de colaboración de compañeros para la realización de ideas y objetivos resulta ser una barrera. En muchas ocasiones la indecisión, la negatividad, la falta de comunicación y la falta de liderazgo, provocan en las personas, el desanimo constante para emprender o tener iniciativa propia, en sus trabajos.

Frustración es aquello que sucede cuando una persona se mueve hacia una meta y se encuentra con algún obstáculo, que se lo impide. La frustración puede llevarla tanto a actividades positivas, como a formas de comportamiento no constructivo, inclusive la agresión, retraimiento y resignación.

Son muchas las personas que se encuentra, en sus trabajos, alineadas con los objetivos de sus empresas y quieren generar valor, aunque se ven frenadas por el ambiente laboral o porque se les asignó una tarea inadecuada.

Nos suele crear frustración:

  • Sentimiento de fastidio, desamparo e ira u otro estado, debido a la incapacidad de lograr una meta, son circunstancias decepcionantes.
  • Verse privado de la satisfacción de un deseo y sentirse defraudado en sus expectativas de recompensa o bloqueado en su acción.
  • Situaciones en las que una expectativa, un deseo, un proyecto o una ilusión no se cumplen, o vivencia emocional que se tiene ante una situación en la que un deseo, un proyecto, una ilusión o una necesidad no se satisfacen.
  • Algo molesto se interpone a nuestros deseos y nos los hace irrealizables.

Los deseos contradictorios no expresados conducen a la frustración tan fácilmente como los impulsos opuestos al ambiente externo.

Casi todas las personas tarde o temprano se enfrentan a situaciones en las que sus conocimientos, su inteligencia innata y su experiencia no le permiten los resultados que desea, y entonces decimos que esa persona se ha frustrado.

En el trabajo se puede observar una diversidad de reacciones ante un mismo estímulo de frustración, dependiendo del nivel de tolerancia a la frustración de los individuos, así como de las vivencias pasadas que cada uno haya tenido.

La frustración laboral crea trabajadores rendidos, con la moral baja, en quejas permanentes, y en algunos casos conspiran contra la empresa u optan por conductas impropias, como forma de reaccionar ante tal situación.

En estados de frustración la tensión acumulada en el organismo busca una vía indirecta de salida, bien sea mediante agresividad, descontento, tensión emocional, apatía, indiferencia, etc., bien mediante tensión nerviosa, insomnio, repercusiones cardíacas o digestivas, etc.

La insatisfacción de los trabajadores por la influencia de procesos de frustración, podría producir una baja en la eficiencia de la organización, y a la vez expresarse a través de conductas de deslealtad, negligencia, agresión o retiro, como:

  • La persona no puede alcanzar una meta o conseguir un objetivo debido a la presencia de un obstáculo que se lo impide.
  • A la persona se le presenta la posibilidad de alcanzar dos objetivos, a la vez, pero no puede porque estos son incompatibles, y se puede ver frustrada al tener que renunciar a uno de sus sueños, por no poder realizar ambos objetivos debido a la incompatibilidad existente entre ellos.
  • La persona debe evitar dos situaciones negativas, surgiendo con frecuencia la duda e indecisión, y también la tendencia a evitar el tener que tomar una decisión o la elección si es posible.
  • La persona se encuentra indecisa ante una situación de la cual obtiene resultados positivos y negativos en igual medida, produciéndose ansiedad.

Las expectativas fallidas y la sensación de fracaso hacen que los trabajadores entren en un estado de frustración. Situación que se puede solucionar en sesiones de coaching.

Los trabajadores frustrados suelen presentar crisis emocionales, desmotivaciones y falta de energía, y ante ello la persona ha de tomar una decisión, controlar las consecuencias o ser controlado por ellas.

En conclusión, que son las personas quienes hacen la diferencia entre las obvias realidades y los prodigios, centrándose en tres factores fundamentales: Aprender, Transformar y Trascender, tanto en lo personal, lo interpersonal y lo transpersonal.

*************************
Nuestros mejores éxitos vienen a menudo después de nuestras mayores decepciones.
Henry Ward Beecher.

*************************
La esperanza es paradójica. Tener esperanza significa estar listo en todo momento para lo que todavía no nace, pero sin llegar a desesperarse si el nacimiento no ocurre en el lapso de nuestra vida.
Erich Fromm.

*************************
El que tiene fe en sí mismo no necesita que los demás crean en él.
Miguel De Unamuno.

Dver.

© Copyright Accionesdesarrollo
Puedes distribuir, enviar o copiar este artículo sin modificar el contenido.
Incluye la dirección: http://accionesdesarrollo.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>