«

»

Gestión de Emociones

Gestionar las emociones para disponer de equilibrioGestionar las emociones supone encontrar recursos, para que estas, contribuyan de manera favorables a los resultados deseados en varios ámbitos, fundamentándose en la autoestima, el compromiso, la responsabilidad y la libertad, ante sí mismo y ante los demás, a partir del desarrollo de la propia conciencia.

Las emociones no son buenas ni malas, racionales o irracionales, pues son adaptativas y siempre cumplen una función para la persona. Son señales e información acerca de nuestro entorno y de nosotros mismos, informándonos sobre lo que necesitamos, nuestras metas y valores prioritarios. Preparándonos e impulsándonos para actuar, invitándonos a evitar el dolor y a acercarnos a lo positivo.

Nos informan sobre el estado emocional de otro, al tiempo que informan a los demás de nuestro estado emocional y de nuestras intenciones.

Todo lo que sentimos pasa por nuestra cabeza seamos conscientes o no.

Aunque muchas veces no tomamos consciencia de ello, el odio, la envidia y, principalmente, el miedo, entre otros, han sido las guías de nuestro comportamiento, mucho más que la racionalidad.

Las emociones de los empleados son fundamentales dentro de una organización empresarial. El estado de humor, las emociones y el temperamento de los trabajadores, en general, tienen efectos sobre los resultados laborales, sobre los procesos de toma de decisiones, la creatividad, las tasas de rotación, el trabajo en equipo, las negociaciones y el liderazgo.

Las emociones de los trabajadores forman parte de lo que ocurre en una organización empresarial, y afectan a los resultados que se obtienen. También se ha de saber que las emociones viajan de persona a persona como si se tratase de un virus.

Las emociones incidentales también afectan nuestra capacidad para confiar en los demás.

Aunque creemos que somos seres racionales que emitimos juicios lúcidos y claros, en realidad solemos navegar a la deriva, en un mar de emociones, que habitualmente influyen en nuestras acciones.

La gestión de las emociones es lo que determina nuestra actuación futura para poder gestionar los contratiempos que nos vayamos encontrando, en camino hacia nuestros objetivos. Gestionar mal una emoción puede suponer no alcanzar algo importante que se desea.

Una adecuada gestión emocional ayuda a estar más sanos, pues las personas que no gestionan convenientemente sus emociones sufren problemas de salud, por tanto aprendiendo que hacer con las emociones y como entenderlas, nos evitaríamos problemas de salud.

Emociones que parecen irrelevantes, a la hora de emitir juicios, influyen en el grado de confianza depositado, en otra persona, de un modo bastante predecible. Aunque si se es consciente del estado emocional, entonces éste, normalmente, no afecta los juicios sobre los demás.

La gestión de las emociones es la base de la inteligencia emocional, siendo esta el conjunto de habilidades que nos permite identificar, aceptar y expresar  las emociones, de forma adecuada.

Para gestionar las emociones:

  • Hemos de saber reconocerlas, hay que estar atento a lo que se percibe y saberlo identificar.
  • Darse permiso para sentir lo que se percibe, pues todas las emociones tienen una función y no se ha de negar lo que se percibe, lo que permite dejar de tenerles miedo y comenzar a controlarlas.
  • Se ha de saber nominalizar las emociones, pues con ello ayudaremos a nuestro cerebro y al centro regulador de nuestras emociones.
  • Hemos de establecer mediante adjetivos y adverbios de cantidad la valoración de las mismas, y así poder medir lo que se siente.
  • Se ha de hablar de lo que se siente en primera persona, sin culpar a nadie, pues las emociones son de la persona, siendo estas las responsables de sus emociones. Para aprender a gestionarlas bien hay que hacerse cargo de ellas. Mejor “yo me siento” que “tu o él me hace sentir”. Esto también permite independizarse de la influencia de los demás, pues cuando se piensa que el otro es responsable de lo que se siente se está en sus manos.
  • Cada uno ha de asumir sus emociones y en todo caso comunicar a los demás lo que se ha sentido, facilitándose así el dialogo y una posible resolución de un conflicto, al tiempo que se tiene el control sobre lo que se siente de forma real, sin necesidad de estar culpando a otros.
  • Felicitarse cuando se haya conseguido haber reconocido las emociones, así como recrearse en la sensación positiva que queda, cuando se ha expresado lo que se siente.
  • Ser capaz de atribuir el estado emocional a una causa puede contrarrestar los efectos de aquellos que están intentando manipular los sentimientos.

La base para poder manejar las situaciones está en reconocer el funcionamiento que tenemos en nuestro propio ser, comprendiendo cuál es nuestro funcionamiento emocional, cómo es que hemos aprendido a reaccionar y vivir emocionalmente, siendo así consciente de nuestro estado, y pudiendo atribuir correctamente, una causa para contribuir a gestionar este proceso.

*************************
Tome control de sus emociones de manera consistente y conscientemente y deliberadamente transforme las experiencias de su vida diaria.
Anthony Robbins.

*************************
La habilidad de hacer una pausa y no actuar por el primer impulso se ha vuelto aprendizaje crucial en la vida diaria.
Daniel Goleman.

*************************
Si siento depresión, cantaré. Si siento tristeza, reiré. Si me siento enfermo duplicaré mi trabajo. Si siento miedo seguiré adelante. Si me siento pobre pensaré en la riqueza. Si me siento insignificante recordaré mis metas.
Og Mandino.

Dver.

© Copyright Accionesdesarrollo
Puedes distribuir, enviar o copiar este artículo sin modificar el contenido.
Incluye la dirección: http://accionesdesarrollo.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>