«

»

Hacer lo que se Tiene que Hacer – Voluntad

Hacer para acercarse a la meta, aunque suponga sacrificioLa voluntad es la capacidad que tienen los seres para moverse a hacer cosas de manera intencionada, por encima de las dificultades, los contratiempos y el estado de ánimo. Es facultad para gobernar actos, decidir con libertad y optar por un tipo de conducta determinado, también es poder de elección con ayuda de la conciencia.

Cuando se actúa aunque haya inconvenientes para ello se realiza un acto que representa un ejercicio de voluntad.

Sin voluntad es difícil lograr objetivos propuestos, por ello la voluntad es fundamental para el ser humano, puesto que lo dota de capacidad para llevar a cabo acciones contrarias a los instintos del momento, a los contratiempos personales y a los diferentes estados de ánimo.

Elementos que componen la voluntad son: la constancia, la capacidad para tolerar fracasos, la motivación y el análisis de objetivos.

Cuando nos sentimos muy motivados a realizar una actividad especifica, la voluntad se ejerce de forma más espontánea.

La voluntad toma un rol decisivo, sobre todo cuando sea necesario e importante lo que se hace, aunque no guste y de la sensación de aburrimiento, pues nos ayudará a continuar y vencer el desafío.

Con frecuencia desistimos de hacer cosas importantes y significativas, por dejarnos llevar por el gusto, la pereza o la frivolidad, lo que supone una falta de voluntad para llevar una vida disciplinada y con organización.

Malas influencias y acompañantes como la apatía, el conformismo y la comodidad, frenan la capacidad para ser eficiente y competente, haciéndose necesario buscar maneras para motivarse, así como disponer de técnicas para reconquistar el control sobre la vida, lo que supone tener voluntad.

Se nota una falta de voluntad clara, cada vez que se retrasa el inicio de una acción, dando prioridad a aquellas cosas que son más fáciles y gustan más, en lugar de las importantes y urgentes, o siempre que se espera a tener el ánimo suficiente para actuar.

Para hacer fuerte la voluntad hay que ejercitarla, por ello en cada situación donde se requiere de esfuerzo personal, es una oportunidad para fortificarla, reforzarla y robustecerla.

Algunas medidas para fomentar la voluntad:

  • A la hora de tener que realizar acciones se ha de tener en cuenta la buena salud física y mental, controlando los gustos personales, para evitar así, estar siempre en acciones por el mero hecho de que gusten, y estar en las acciones que se ha de estar para alcanzar las metas propuestas, realizando lo que se tiene que hacer, sin detenerse a pensar si es de gusto y de agrado.
  • Establecer prioridades por orden de relevancia, sobre lo que se ha de hacer, ocupándose primero de aquello que se considera más importante o que necesita la atención inmediata, para seguir el camino adecuado hacia las metas propuestas.
  • Aprender y poner en práctica el nuevo conocimiento para poder ser una mejor persona, en todos los aspectos de la vida, y también poder desempeñar mejor las labores profesionales.

La voluntad es el control que permite activar la respuesta adecuada, no permitiendo la aparición espontánea de la reacción, siendo siempre una decisión personal el accionarlo o no. Cuando se hace uso de la voluntad, se es dueño de los actos, o sea, se decide y se responde.

Cuando no existe la voluntad, los actos de reacciones son dueños de la persona, sus instintos le ponen en marcha, para hacer lo que suele ser lo habitual, sea bueno o malo, en ese momento, para el individuo.

Cuando se trabaja la voluntad se fortalece, y es entonces cuando actúa como un escudo que protege de los vicios, las dependencias, la perdida de la dignidad, la vagancia, las malas costumbres y hasta de lo inmoral. La persona dispone de la capacidad para decidir sobre sus actos y así podrá coger los que mejor se adecuen para lograr sus metas.

*************************
No existe gran talento sin gran voluntad.
Honoré de Balzac.

*************************
Hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica: la voluntad.
Albert Einstein.

*************************
A nadie le faltan fuerzas; lo que a muchísimos les falta es voluntad.
Victor Hugo.

Dver.

© Copyright Accionesdesarrollo
Puedes distribuir, enviar o copiar este artículo sin modificar el contenido.
Incluye la dirección: http://accionesdesarrollo.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>