«

»

Interpretación adecuada del fracaso

Según la gestión que hagamos de esos tropiezos que nos aparecen en el camino hacía nuestros objetivos, será nuestra vida.

Ante los tropiezos en la vida tenemos la opción del aprendizaje o el quedarnos parados en ellosEl fracaso en si es algo que no es bueno ni malo, aunque en un principio no nos guste. Es la educación que se nos ha impartido sobre él, la que nos ocasiona dificultad para reconocer los fallos, por creer que es algo malo, ante los ojos de la sociedad, el hacer un reconocimiento de ello.

Hemos de ver el fracaso como, el disponer de una oportunidad para intentarlo de nuevo. Aunque a mucha gente el fracaso las inmoviliza, por no disponer, en ese momento de nuevas formas que permitan sustituir los planes que les han llevado al fracaso, por otros más adecuados para sus metas.

Si se toman los resultados obtenidos como experiencias adquiridas no tiene cabida el fallo, sino el aprendizaje.

Científicos e investigadores ven el error como un paso forzoso y valioso para poder avanzar, y en diversas ocasiones poder experimentar y aprender cómo no se debe hacer.

Con frecuencia, nos conocemos poco a nosotros mismo, desconocemos nuestras posibilidades y ello, en diversas ocasiones, nos trae desilusiones por no conseguir lo que creíamos que estaba a nuestro alcance, y también por llegar a creernos que lo podemos controlar todo.

En esta sociedad tan competitiva es importante la aceptación de los resultados que obtenemos. Resulta elemental darnos cuenta de que, muchas veces, no podemos hacer nada ante ciertas cosas porque escapan a nuestro control. Hay infinidad de circunstancias que no podemos evitar y que no nos gustan, pero siempre es más adecuado afrontar estas situaciones y darles una solución, que mirar para otro lado buscando culpables y dando excusas.

Existen dos tipos de personas con una cierta tendencia a sentirse fracasadas:

– Por un lado, tenemos quienes poseen una idea muy pobre de sí mismas, ningún resultado que obtienen les parece importante, y casi todo lo que hacen les parece una derrota, son las perdedoras natas. Podemos decir que este tipo de personas están por conseguir el beneficio de la compasión ajena y una cierta indiferencia hacia las cosas que preocupan a los demás.

– El otro tipo de persona con una acusada tendencia al fracaso son los perfeccionistas, quienes son extremadamente escrupulosos, piensan que nunca hacen las cosas lo suficientemente bien, lo que les lleva a vivir con la amargura de que su vida está llena de acciones inadecuadas, con un cúmulo de imperfecciones, desacertado para quien aspira a hacerlo todo perfecto.

Primordialmente son los sentimientos de víctima, culpa y resentimiento los que generan las cargas emocionales que más problemas nos acarrean: ignorancia, ira y miedo. Emociones que dominan nuestras vidas y que hemos de saber reconocer y aprender a canalizar.

¿Cómo sueles actuar ante los tropiezos que se te dan en tu vida? ¿Te sueles frenar e inmovilizar o te paras a reflexionar para encontrar una solución y continuar en tu camino a tus metas? Ayúdanos a saber de nuevas formas, compartiendo como lo haces tú. 

Dver.

© Copyright Accionesdesarrollo
Puedes distribuir, enviar o copiar este artículo sin modificar el contenido.
Incluye la dirección: http://accionesdesarrollo.com/

1 ping

  1. Interpretación adecuada del fracaso | Resultados

    […] Interpretación adecuada del fracaso Enviado por qVer el agosto 28, 2011 Deje un comentario (0) Ir a comentarios var addthis_product = 'wpp-261'; var addthis_config = {"data_track_clickback":true};Por admin […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>