«

»

La Práctica Constante Genera Hábitos

Las acciones que se repiten una y otra vez se vuelven hábitos y después costumbres. Se ha de tratar de realizar acciones que siempre estén de acuerdo con los objetivos que se quieren conseguir.

La práctica suele crear hábitosLos Hábitos – Paulo Coelho

«¿Cómo puedo saber la mejor forma de actuar en la vida?, preguntó el discípulo al maestro.

El maestro le pidió que construyese una mesa. El discípulo clavaba los clavos con tres golpes certeros.

Cuando la mesa estaba casi lista, y sólo le faltaba clavar las puntas en la parte superior, el maestro se acercó. El discípulo clavaba las puntas con tres golpes precisos.

Un clavo, sin embargo, alcanzó un lugar más duro y el discípulo tuvo que dar un golpe más. Hundió el clavo demasiado y dañó la madera.

Tu mano estaba acostumbrada a los tres martillazos -dijo el maestro-. Confiabas tanto en lo que hacías que perdiste la atención y la precisión.

Cuando la acción se convierte en poco más que un hábito, deja de tener sentido y puede acabar causando daños; nunca dejes que la rutina guíe tus movimientos.»

Normalmente el cerebro responde ante un estímulo acudiendo a experiencias pasadas que han quedado fijadas en el subconsciente, en un acto involuntario. Si se generan nuevas prácticas, sobre lo mismo, diferentes a las que ya se tenían “almacenadas” y estas nuevas se hacen repetidas veces, se podrá producir el cambio necesario para que la respuesta sea otra.

La realización de prácticas, con la ayuda de las partes superiores del hipocampo, crea automatismos, generando aprendizajes memorizados que crean las competencias inconscientes. Y mediante este proceso somos capaces de desempeñar tareas sin esfuerzo aparente que conforman nuestros hábitos.

¿Cómo crear nuevos hábitos? Modificando o ampliando nuestro plano subconsciente es posible, aunque solo partiendo del plano consciente por medio del esfuerzo y la constancia en las nuevas prácticas que queremos instaurar.

Es importante tener en cuenta lo que deseamos cambiar, para ponernos en la práctica de esas tareas y así irlas grabando en nuestro cerebro, para que llegue el momento en que se automaticen.

Desde pequeño se aprende a emitir pensamientos/emociones que responden a las circunstancias de nuestro entorno, y como permanecemos en esos ambientes durante muchos años, es ahí donde desarrollamos los patrones de pensamiento/emoción con los que respondemos a la vida.

Aunque en algún momento en la vida de las personas se produce una separación de los seres con quien se ha vivido desde la infancia, se sigue con muchos de esos patrones de pensamientos/emociones, ya que resulta más fácil seguir con la inercia de los patrones adquiridos, que cambiarlos.

Si se quiere generar cambio se ha de pasar de pensamiento a comportamiento, de sueños a objetivos y de objetivos a planes de acción, en lo cual las sesiones de coaching vienen muy bien.

Dver.

© Copyright Accionesdesarrollo
Puedes distribuir, enviar o copiar este artículo sin modificar el contenido.
Incluye la dirección: http://accionesdesarrollo.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>