«

»

La verdad sobre los Paradigmas y cómo puede Ayudarte a Cambiar tu Vida

Ser consciente de los paradigmas que usamosNormalmente, todas las conductas humanas siguen paradigmas, aunque nos parezca que estamos actuando libremente y de la mejor forma para tratar de conseguir lo que deseamos. Los paradigmas son maneras en que las personas entienden e interpretan el mundo que les rodea. Son ideas, modelos, métodos, formas de pensar, formas de hacer, esquemas o verdades parciales que cambian frecuentemente, y que tomamos como patrones las personas.

La importancia de los paradigmas, ya sean buenos o malos, es que marcan pautas y se imponen con poderosa fuerza, determinado los comportamientos a seguir por las personas.

A pesar de esos modelos establecidos, según los cuales hemos de actuar, conviene tener en cuenta que el pensamiento humano es libre, y que existen más oportunidades para aprender a resolver las cosas de manera diferente a como se viene haciendo.

Al igual que sucede con los hábitos, la forma más adecuada de eliminar los paradigmas negativos es crear positivos, opuestos a ellos, que vayan desplazándolos, y así se terminará sin tener ni espacio ni tiempo para los negativos. Luchar simplemente contra los negativos, no tiene sentido, puesto que lo único que se consigue es ponerlos en el centro de atención y fortalecerlos.

Sin pararnos a analizar y tomar consciencia, nos cuesta creer que una mayoría de las veces que nos disponemos a actuar, se activan de forma automática los paradigmas que hemos interiorizado. Sobre todo cuando estamos ante situaciones similares vividas anteriormente, lo que nos lleva a actuar de la misma forma que lo hemos hecho anteriormente, aunque, como los tiempos han cambiado, damos respuestas desadaptadas, para estos momentos.

Los paradigmas se imponen con fuerza, aunque ello no es motivo para que tengamos, que actuar según unos modelos generalmente aceptados, pues los seres humanos somos libres y disponemos del poder de control, y aunque en diversas ocasiones no queremos pensar, hemos de tener presente que en última instancia, somos responsables de nuestras conductas, sino fuese así, dónde estaría la libertad y la capacidad de aprendizaje.

Muchos de los errores que se comenten de forma repetitiva se deben a que se siguen modelos prestablecidos y generalmente aceptados, pero ya obsoletos o ilógicos, aunque las personas no terminan de percibir su incongruencia, entre lo que hacen y lo que desean, a pesar de los resultados poco adecuados, por ello se cometen siempre los mismos errores.

Por tanto para resolverse nuestros problemas, no basta con simplemente cambiar nuestra actitud y conductas, sino que hemos de cambiar nuestros “mapas mentales” o paradigmas.

Llegado este momento es para plantearse: ¿Se es libre para elegir el “cómo” hacer y no solo para escoger el qué hacer? ¿Cuándo vas a comenzar una acción piensas el para qué realizarla? ¿Te planteas si el método que vas a seguir, para hacer algo, es el más adecuado o lo escoges porque siempre se ha hecho así? Sesiones de coaching ayudan a conseguir respuestas adecuadas.

En el momento que vamos a emprender una acción tenemos una serie de premisas en las cuales se encuentran los paradigmas, siendo estos desencadenantes de los procesos que nos impulsan a la acción. Los paradigmas adecuados, a la situación y al momento, nos ayudan a triunfar, sin embargo los incongruentes nos conducen al fracaso, de los cuales hemos de aprender para la próxima vez coger otro camino.

Los paradigmas suponen que se sigue una serie de modelos establecidos, lo que puede hacer pensar que va en contra de la libertad de las personas. Pero la libertad tampoco está en terminar con paradigmas, pues de poco sirve destruir paradigmas morales, religiosos, sexuales, etc., si no son sustituidos por otros más adecuados para los tiempos que corren y las circunstancias de ese momento, para que sirvan de guía al éxito.

Los paradigmas pretenden ser modelos ideales, aunque tampoco son la perfección, y hemos de tener en cuenta que nacen en un momento concreto bajo unas determinadas circunstancias, las cuales irán cambiando con el tiempo. Necesitamos ampliar nuestro campo de entendimiento y visión, para lo que es útil las sesiones de coaching.

Aunque las circunstancias nos condicionan fuertemente, la historia de cada persona depende básicamente de las propias decisiones, pues el hombre es libre sobre todos los condicionantes, y, por tanto, es el protagonista y el responsable de su vida, de forma que el futuro de cada persona lo construye cada uno, de acuerdo a los paradigmas que elige en cada momento para que le sirvan de guía en su hacer.

Sabes que:

Si se pone un buitre en un cajón pequeño, que esté completamente abierto por la parte superior, estará prisionero, pues acostumbra a comenzar su vuelo con una carrera de unos tres a cuatro metros.

El murciélago que es sumamente hábil en el aire, no sabe elevarse desde un sitio plano, pues está acostumbrado a lanzarse hacia el aire a partir de algún sitio ligeramente elevado desde donde despega el vuelo.

 Dver.

© Copyright Accionesdesarrollo
Puedes distribuir, enviar o copiar este artículo sin modificar el contenido.
Incluye la dirección: http://accionesdesarrollo.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>