«

»

Lo que se puede Esperar de Sesiones de Coaching

En un principio son muy diversos los temas que se tratan en el coaching, por lo tanto también es de esperar muchos resultados, aunque siempre han de ser adecuados a la mejora que la persona espera conseguir.

Lo que se puede esperar en una sesión de coachingAlgunas generalidades que se han de dar:

Soluciones alternativas ante un problema y la elección más adecuada ante el caso planteado.

Clarificar lo que se quiere, para ello se lleva a un nivel de detalle.

Acompañamiento en las diferentes fases de la consecución de objetivos, tratando y dando solución en cada momento a los posibles obstáculos que vayan surgiendo en el camino hacia las metas.

Encontrar los factores inhibidores y/o potenciadores que impiden lograr lo que se necesita o se desea.

La persona se habrá situado en un punto de vista más alto, desde donde dispone de una visión más objetiva de su realidad actual, lo que le permite comenzar a encontrar soluciones.

Habrá tomado conciencia de la forma en que está haciendo las cosas, algo que permanecerá en la persona, lo cual le permite romper viejos patrones y hacer progresos, al darse cuenta que hay cosas que ya no funcionan, así encuentra alternativas donde antes no las había.

Disponer del desarrollo de un plan de acción específico y detallado para conseguir el objetivo.

Análisis y solución a acciones fijadas en sesiones anteriores que no han dado los resultados esperados, en la forma que se había planteado.

Sacar y asumir un reto, es decir, tratar de obtener lo máximo posible, así como abrir nuevas posibilidades de reflexión y de acción.

Un proceso de Coaching genera resultados a un medio largo plazo y por lo tanto requiere de un trabajo sostenido en el tiempo, aunque comienzas a beneficiarte de él desde la primera sesión, en la cual empiezas a abrir tu mente y a hacer descubrimientos, los cuales continúan sucediendo entre sesiones, aún cuando no estés conversando con tu Coach.

Lo mejor se da cuando pones en marcha tu plan de acción y comienzas a ver resultados, que por ti solo no estabas consiguiendo.

También puedes obtener una mejora en el estado de ánimo, tomar mayor conciencia de tu cuerpo y también llevar de forma más adecuada los cambios deseados.

Aprendes a cambiar tus antiguos hábitos e incorporas nuevos y más eficaces comportamientos, incrementas tu rendimiento y dedicaras tu tiempo a actividades que realmente te importan. Con el Coaching aprendes a visualizar, enfocarte y concretar tus objetivos.

Logras una mayor efectividad y bienestar cuestionándote las antiguas formas de pensar, que ya no te permiten los resultados deseados, al tiempo que expandes la capacidad de ver y pensar, aprendiendo nuevas posibilidades de acción, con lo cual obtienes resultados que, previos a la intervención de coaching, podrían haber sido impensables.

Para que realmente exista coaching, en un periodo de tiempo no largo, cuando se termine el coaching es necesario que no exista dependencia entre el coach y el coachee, este debe ser lo suficiente capaz, y haber sido ayudado por el coach para que siga su vida solo.

Siempre el coachee debe participar en las sesiones de coaching de forma voluntaria, no vale que esa “voluntariedad” sea inducida o forzada, por otra personas. Si el coachee no quiere colaborar de verdad, el proceso no cumple su función, y por lo tanto no habrá coaching.

El coaching te facilita el cambiar tu forma de ver la vida y concretar tus metas.
Solemos ir por la vida con pensamientos que nos hacen creer que todo no es posible. ¿Podemos revisar estas creencias y lograr todo lo que deseamos? El cambio depende de uno mismo, y de la utilización de herramientas que sean prácticas para propiciar ese necesario giro, tanto mental como en la acción concreta.

El coaching es una metodología ideal para concretar tus objetivos, aunque es necesario que te focalices en las metas a cumplir, que podrían ser: tener un buen trabajo, conocer a la persona de tu vida, tener más amigos, crecer espiritualmente, mejorar tu ingresos económicos, terminar la carrera, ser un buen líder y hasta formar la familia que siempre has querido tener.
Uno de los grandes avances que podemos encontrarnos, tiene que ver con entender nuevos modelos mentales, los cuales provocan un cambio en nuestras emociones, pensamientos y acciones cotidianas.

Por tanto el coaching implica un cambio de creencias que llevamos con nosotros, las cuales están condicionando nuestra vida y sueños actuales.
Mediante el coaching aprendemos a enfocarnos en nuestras metas siendo conscientes de los recursos reales con los que contamos, aquí y ahora, pudiendo potenciarlos y optimizarlos.

Se precisa una participación activa, por parte del coachee, no sería posible efectuar una sesión de resultados sin que este se involucre y participe de forma activa. Como en el coaching el coach no enseña ni aconseja, es el coachee el que define el problema y quien busca la solución, lo que implica una participación activa.

Todos tenemos la habilidad de cambiar y ser los artífices del resultado que esperamos. Aunque es necesario entender que hemos de buscar opciones que no habíamos contemplado, para tomar las decisiones que no nos hemos decidido tomar. Perseveremos aun cuando el resultado no haya sido el deseado, porque muchas veces, se nos dan señales, que nos indican que no estamos en el camino más adecuado, por tanto cuando se cierra una puerta se puede abrir una ventana que nos conducirá a nuestro objetivo y las sesiones de coaching nos facilitan el observar y ver desde nuevas perspectivas.

Para saber más también puedes ver: Sesión de Coaching  y Estructura de una Sesión de Coaching

¿Deseas conocer más o quieres saber cómo es en la práctica? Ponlo en comentario, será privado. 

Dver.

© Copyright Accionesdesarrollo
Puedes distribuir, enviar o copiar este artículo sin modificar el contenido.
Incluye la dirección: http://accionesdesarrollo.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>