«

»

Similitudes y diferencias entre coaching y tutoría

Coach tutorSimilitudes y diferencias entre coaching y tutoría

Seguimos usando el término coaching procedente del inglés, que traducimos al español por “entrenamiento”. Palabra que se queda corta con respecto a lo que significa coaching.

Un coach realiza las funciones de entrenador, cuando facilita a su cliente la participación en ciertas prácticas, ya sea de forma individual o en grupo, para así poder desarrollar competencias y conductas, siendo las funciones de un coach más amplias que las de un entrenador.

El coaching es un proceso que se ha de desarrollar en un tiempo corto, diez o doce sesiones de aproximadamente una hora cada una, por término medio, aunque en algunos casos concretos también se podría prolongar más. Tampoco se trata de una intervención puntual, es más un proceso.

Comparación del coaching con otras actividades, para conocer lo que tienen en común, y en qué se diferencian, para cuando nos traten de vender coaching, saber qué es lo que nos están ofreciendo.

En este primer artículo trato las similitudes entre coaching y tutoría, en otros comentaré las similitudes y diferencias con otras actividades como con: consultoría, consejería, mentoring, psicoterapia, formación, etc.

El coaching y la tutoría

El coach tutoriza sin llegar a realizar el trabajo del cliente. No es necesario que el coach conozca en profundidad y de forma profesional el tema que se trata en la tutoría, aunque si es necesario para el tutor, conocer muy bien el tema que está tratando.

El tutor ha de conocer el contexto en el que actúa su cliente, así como sus actitudes, aptitudes, intereses y motivación, para proceder a actuar, dando pautas a su cliente en lo referente al proceso de aprendizaje en el que esté involucrado, así como ayudar al cliente en su integración en el grupo al que pertenece, si es necesario.

Es tarea del tutor el favorecer el desempeño de su cliente, realizando conjuntamente actividades para orientarle. Ha de seguir con su cliente una serie de pasos que van aumentando el nivel de dificultad y de entendimiento, para que el cliente se vaya formando.

El tutor ha de disponer de capacidad para resolver problemas, aplicándose de manera flexible y pertinente, adaptándose así al contexto y a las demandas que plantean situaciones no favorables, para su cliente.

Algo común entre el coach y el tutor es el estar haciendo acto de presencia ante su cliente, para así poder ver los posibles cambios que se vayan dando, al tiempo de irse haciendo con la retroalimentación necesaria, para poder introducir cambios si se hacen necesarios.

El coach es alguien que facilita el aprendizaje, quien nos ayuda a abrir nuestro campo de visión. Nos ayuda a darnos cuenta del potencial dormido que está dentro de nosotros. También es alguien que nos acompaña en ese miedo, que surge y sentimos al tratar de cambiar, y salir de nuestra zona de confort, dando compañía y confianza para que ese miedo se vaya disolviendo y no nos mantenga inmovilizados.

Por lo general el hacer coaching, no es tutorizar, ni cuando se ejerce de tutor se está haciendo coaching, aunque hay muchas cosas en común. La tutoría hecha por alguien que sepa de coaching posiblemente de mejores resultados. Se aplican las acciones de la tutoría en sí, desde un conocimiento más profundo, de la necesidad de quien es tutorizado, por ejemplo usando el “arte de preguntar”, al tiempo que se le hace partícipe, al tutorizado, de los resultados que se van obteniendo.

Dver.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>