«

»

Solución a problemas viéndolos desde fuera

Cuando se tiene un problema, el identificarse con él, sintiéndose parte del mismo, en muchas ocasiones, no facilita el darle una solución, para ello hace falta desligarse del problema y mirarlo desde fuera, al tiempo que se ha de centrar más en la solución que en el problema en sí.

Llave para dar solución a problemasCon frecuencia sucede que se le dan muchas vueltas a un problema y no se ve la forma de resolverlo, llegándose a sentir atrapado en un laberinto sin salida. Numerosas de las veces a causa de los propios prejuicios y limitaciones, que se tienen.

Normalmente cuando una persona está frecuentemente ocupada con un problema y lo que intenta no le funciona, suelen entran en juego los mecanismos de protección, por ello para tratar de encontrar una solución se le hace necesario abrirse a nuevas formas de ver las cosas, asumiendo riesgos y mirando las cosas desde una perspectiva diferente.

Existe gente que tiene una gran facilidad para poder ver las cosas desde otro ángulo y pensar de forma diferente, mientras que hay otras personas que por su estructura mental organizada y “cuadrada”, les cuesta mucho mas trabajo entender y ver formas distintas, aunque de manera, fácil o difícil, todos podemos hacerlo. Por ello, resulta conveniente compartir los problemas con otras personas, puesto que se puede encontrar alternativas de soluciones.

La persona que decide incorporar a su vida el hábito de tomar decisiones, se convierte en una persona proactiva, con lo que escapará de ser un teórico de los problema porque con ello está pasando a alternativas de solución.

Encontrarse con problemas nuevos, supone que en algún momento se ha salido de la “zona de confort”, ese estado que hace creer que se está seguros y cómodos y que impide asumir riesgos. Esas nuevas situaciones significan que algo inesperado y significativo ha aparecido en la vida.

Conseguir mirar una situación desde un ángulo distinto, supone poder proponer soluciones creativas para disponer de alternativas, para resolver problemas, siendo importante vencer los prejuicios que se tienen y poder percibir la realidad sin interpretaciones subjetivas.

Para dar solución a problemas conviene, no tener miedo de intentar algo que parece diferente, poner en práctica ideas que puedan estar contra la opinión de los demás, teniendo un enfoque de mirar al interior de los procesos desde afuera y abrirse a espacios nuevos.

También el encontrarse con nuevos problemas supone estar enfrentándose a retos y situaciones nuevas, lo que suele acarrear oportunidades para evolucionar, aprender, crecer y desarrollarse.

Conviene reflexionar y hacerse algunas preguntas, para tomar consciencia de la situación que se vive, como:

¿Qué es un problema para mí?
¿Cuántos de mis problemas son nuevos?
¿Estoy aferrado a algún problema del pasado?
¿Qué he hecho en los últimos tiempos para tener problemas nuevos?

En definitivamente una cosa es el problema en sí y otra, la actitud con la que se enfrenta. Se ha de tener presente que los problemas traen aparejado un aprendizaje que, si se sabe aprovechar, cambia para siempre la forma de ser, al tiempo que previene de cometer errores aún mayores, en el futuro.

Dver.

© Copyright Accionesdesarrollo

Puedes distribuir, enviar o copiar este artículo sin modificar el contenido.
Incluye la dirección: http://accionesdesarrollo.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>