«

»

Una aproximación a Grupo y Equipo efectivo

Los grupos están formados por un cierto número de personas que interactúan cara a cara, al tiempo que tienen una percepción colectiva de su unidad, y poseen capacidad para actuar de un modo unitario frente a una situación planteada.

Para que un grupo sea un equipo efectivo se ha de hacer piña entre los participantesA cada miembro se le ha de hacer necesario el grupo, para satisfacer ciertas necesidades individuales, aunque es conveniente mantener un equilibrio, para no anteponer ni tratar de encubrir el beneficio particular sobre el general, pues de ser así, el grupo posiblemente desaparezca y esa satisfacción personal, que ha de venir de él, no se pueda conseguir.

Los miembros del grupo entran en un contacto significativo para lograr un objetivo, interrelacionándose para llevar a cabo una función, estableciendo un determinado conjunto de relaciones de rol entre sus miembros, con un conjunto de normas que regulen la función del grupo, así como la de cada uno de sus miembros.

Los miembros del grupo al tiempo que tienen relaciones mutuas, han de compartir una misma misión, que los hace estar en interdependencia, en el sentido de que un hecho que afecta a uno de los miembros, es probable que afecte a otros o a todos los demás.

El grupo es uno de los hechos sociales que influyen de manera más decisiva en el comportamiento de las personas en todos los órdenes de la vida humana.

Las personas que integran un grupo han de poseer un objetivo común, en el cual han de centrar sus actividades, al tiempo que han de compartir normas, sólo en lo que respecta a cuestiones de interés central del grupo, sin tratar de imponer condiciones particulares de un miembro a los demás. Estando la actividad de cada miembro estrechamente intervinculadas.

Un conjunto de personas trabajando juntas en la misma materia, sin ninguna coordinación entre ellas, realizando cada una su trabajo de forma individual y sin que le afecte el trabajo del resto de los demás miembros del grupo, no forman un equipo.

Un equipo, a diferencia de un grupo es un conjunto de personas que comparten un nombre, una misión, una historia, un conjunto de metas u objetivos y poseen expectativas en común. Entre los miembros del equipo se ha de dar coordinación, comunicación, complementariedad, lealtad hacia el equipo, etc.

Ha de existir un propósito común apoyado en valores compartidos y en un objetivo común, para que el equipo exista y tenga actividad.

En casi todos los equipos hay una serie de valores que han de respetarse para el buen funcionamiento, aunque para los diferentes miembros el adaptarse a cada situación puede resultar algo complicado.

El trabajo en equipo se basa en: confianza, complementariedad, coordinación, comunicación y compromiso.

Para que un grupo se transforme en un equipo es necesario que exista una cohesión interpersonal, que motive a ser miembro de ese grupo, al tiempo que se conjuguen las aptitudes y habilidades de cada miembro, para lograr así un desempeño óptimo. En la medida en que ser miembro del grupo sea considerado algo positivo y los miembros se sienten atraídos, existirá cohesión del grupo.

Para lograr la cohesión se ha de diseñar un logotipo u otra clase de identificación del equipo, compartir información sobre los primeros trabajos, o promover actividades que revelen las características en común de los integrantes.Los miembros del grupo también podrán evaluar sus respectivas habilidades, fortalezas y debilidades, para lo cual resulta efectivo el coaching.

El equipo ha de tener objetivos en común, permitiéndosele a cada miembro que pueda explicitar claramente cuáles son sus objetivos individuales.

Definirse las funciones concretas que se esperan de cada miembro es básico, para ello se ha de mantener los canales de comunicación abiertos mediante reuniones, en las que además de enfatizar los objetivos generales del equipo, se ha de ser capaz de transmitir confianza, explicando desde por qué se está en el equipo, hasta los objetivos concretos que se esperan.

Las personas participantes en un equipo son responsables tanto de su propio aprendizaje como del aprendizaje del equipo, en general, los miembros se necesitan unos a otros. Todos han de comprometerse a mejorar día a día, y progresar, lo que también se puede incrementar con coaching.

El poder colectivo del equipo puede más que la suma de las habilidades individuales, y ningún miembro vale más que la suma de todos. Siempre han de poner al equipo por delante y se han de centrar en que este destaque, descartando el centrarse en brillar por sí mismo de forma individual, lo que podría arruinar la efectividad del equipo.

En definitiva para que un grupo de personas funcione como tal ha de:

 – Sus componentes han de interaccionar y definirse entre sí como miembros
– Compartir normas respecto a temas de interés común
– Participar en un sistema de roles entrelazado
– Compartir una misión común y perseguir metas interdependientes
– Tener una percepción colectiva de su unidad
– Encontrar que el grupo les resulte recompensante
– Tender a actuar de un modo unitario frente a su medio ambiente

© Copyright Accionesdesarrollo
Puedes distribuir, enviar o copiar este artículo sin modificar el contenido.
Incluye la dirección: http://accionesdesarrollo.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>