«

»

Valores en los Equipos de Trabajo

No hay nada más productivo para el mejoramiento del desempeño de un equipo de trabajo, que el tiempo dedicado al proceso de compromiso con los valores, que han de existir en el grupo.

Con valores clarificados y compartidos los Equipos de trabajo son más efectivosAunque en algún momento no se sea el mejor en la labor que se realiza, el trabajo y la seriedad ayudaran a estar con los mejores.

Aparte del trabajo también se necesita disciplina, persistencia y en ocasiones capacidad de sufrimiento.

Es adecuado convertir la labor que se realiza en la pasión de vida.

Los comportamientos que mostramos tienen debajo nuestras emociones, después nuestras creencias y debajo de todo, como la base de un iceberg, están los valores.

Son los valores los que determinan lo que consideramos correcto o incorrecto, lo que nos hace felices o nos frustra, lo que instintivamente define nuestra posibilidades de acción.

Si a las personas se les hace actuar de maneras contrarias a sus valores, van a tener actitudes no funcionales en sus actividades, se resistirán abiertamente, tratarán de cambiar cosas de su entorno para quitar la presión por el comportamiento esperado, o renunciaran.

Si se realizan las labores adecuadas, con las personas afectadas, se podrán reajustar sus valores para hacerlos consistentes con las exigencias del entorno. Trabajo que se puede realizar desde la libertad y el consentimiento de la persona afectada, en sesiones do coaching.

Una solución para equipos de trabajo es dedicar un tiempo a la reflexión y a discutir entre los participes, para así establecer conceptos comunes sobre los valores que afectan al grupo en la actividad a realizar.

Toda actividad humana desarrollada en equipo ha de contar con personas de confianza y fieles que se impliquen en la acción, que compartan inquietudes, valores y una voluntad inquebrantable por lo que se hace, para conseguir los objetivos propuestos.

Normalmente la vida suele ser caprichosa, por lo que necesitamos de un chispazo que nos proyecte hacia delante, la motivación.

Si el equipo está bien formado y funciona con efectividad cada persona llega a ser como una pieza del engranaje de un motor, convirtiéndose en imprescindible para la consecución de los objetivos.

La diferencia entre hacer bien las cosas o ser un auténtico equipo está en la motivación, pues con ella cualquier persona incrementa su rendimiento, por lo tanto es algo que ha de existir, y una vez creada se ha de alimentar día a día.

En definitiva que para conseguir equipos de alto rendimiento, primero se ha de conocer y entender las implicaciones, aceptar y tener la motivación y voluntad para hacer desde los valores elegidos, y cuando se logra que el equipo funcione bien, los valores de los individuos se potencian y así, en un largo plazo, se consiguen resultados mucho mejores.

Dver.

© Copyright Accionesdesarrollo
Puedes distribuir, enviar o copiar este artículo sin modificar el contenido.
Incluye la dirección: http://accionesdesarrollo.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>